FROM OUR CEO

LALA es un sueño que fue concebido, improbablemente, en Sudáfrica. Dejé Perú cuando tenía 19 años para estudiar en el Williams College (me habría costado pagar una universidad peruana pero, afortunadamente, Williams me ofreció ayuda financiera basada en la necesidad). Después de graduarme, trabajé en McKinsey & Company en San Francisco. Aunque era una posición convencionalmente 'exitosa', estaba inquieto. Me sentí atraído a trabajar en una causa que me permitiría pagar toda mi buena fortuna y privilegios.

 

Pero no sabía qué hacer. ¿Cómo se elige entre todas las causas importantes del mundo? Busqué ideas, hasta que me topé con la Academia de Liderazgo Africano (ALA): una institución joven en Johannesburgo, Sudáfrica, con la visión de desarrollar la próxima generación de líderes empresariales con mentalidad social para África. Todo hizo clic para mí: en lugar de elegir un problema para abordar, podría ayudar a empoderar a los líderes jóvenes para resolver los problemas en sus propias comunidades. Eso me pareció la forma más auténtica, escalable y sostenible de cambiar el mundo.

 

Avance rápido tres años. A pesar de sentirme realmente feliz en ALA, pensé en mi hogar. América Latina tiene líderes jóvenes igualmente talentosos y apasionados, pero no hubo ALA para encontrarlos. La inmensidad del potencial perdido era demasiado para soportar y sabía que tenía que volver.

 

Durante los siguientes dos años desarrollé las bases para esta nueva institución latinoamericana en la Stanford Graduate School of Business. Encontré a David Baptista, el mejor educador que he conocido y una increíble red de asesores y voluntarios globales. Juntos, queremos reunir a los jóvenes líderes latinoamericanos en una red continental y capacitarlos para que traigan cambios a la región.

 

Si usted es uno de esos líderes, puede sentirse solo porque las personas que lo rodean no comparten su sentido de propósito. He estado allí. Puede sentirse desanimado por sus líderes, porque parece que siempre serán corruptos. Yo también estuve allí. Puede temer que tendrá que renunciar a sus sueños para tener una vida financieramente segura y "exitosa". También he temido esto. Pero creemos que el cambio es posible, y estamos construyendo LALA para usted.

 

Creemos una fuerza continental para bien como el mundo nunca ha visto. Y cambiemos cómo se hace la educación en América Latina. Nuestro sueño es transformar nuestro continente y cambiar el mundo juntos, ¿de acuerdo?

Diego Ontaneda Benavides

Fundador y CEO

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • White LinkedIn Icon

©  2 0 2 0  L A L A